El titular de la UDAI Esquel de la ANSES, Osvaldo Zampella, confirmó ayer a Jornada que hasta el momento son 15 los casos detectados de personas extranjeras, no residentes en el país, que se encontraban percibiendo beneficios previsionales pagados por el Estado argentino y para los cuales ya se solicitó la baja.
 
 
En todos los casos se trata de personas de nacionalidad chilena que en algún momento iniciaron sus trámites en nuestro país, particularmente en las sedes de Esquel y Trevelin, pero que no cumplen los requisitos de ley ya que no residen en nuestro territorio sino que cruzan la frontera solo para cobrar el beneficio.
 
Zampella dijo que “ANSES siempre está cotejando los datos de las personas que están recibiendo beneficios del Estado y en este caso, teníamos una presunción de varias personas que veníamos siguiendo con el tema de migraciones, y a raíz de varias denuncias que nos han traído iniciamos un seguimiento y eso nos empezó a dar positivo con migraciones”.
 
“Empezamos a verificar los ingresos al país, las fechas, empezamos a recabar la información correspondiente para armar un expediente y elevarlo y que se haga suspensión preventiva del beneficio hasta tanto las personas puedan justificar ingresos y egresos del país, o la falta de domicilio en algunos expedientes que se hicieron”, comentó el funcionario.
 
El titular de la Unidad de Atención del organismo nacional en Esquel dijo que se está dando prioridad a este tema, “nos preocupa en particular ya que es la plata de los argentinos, y lo voy a seguir. Ya se ha hecho en otras partes del país, en provincias limítrofes del norte y la Mesopotamia,  así que vamos a seguir trabajando con eso 15 casos en este momento y esperamos tener algunos más la semana que viene”.
 
Osvaldo Zampella confirmó que en todos los casos en los que se han detectado presuntas irregularidades son de “ciudadanos chilenos que aparentemente y eso lo estamos investigando, estarían viviendo en ciudades fronterizas a Argentina” y que ingresarían al país para percibir su beneficio.
 
Según indicó el funcionario, en la zona de Esquel y alrededores hubo una fuerte inmigración chilena a principios de la década de 1970 a partir de la construcción de presa Futaleufú “y muchos de esos trabajadores se quedaron en el país, se arraigaron y otros han pasado un par de años en los cuales hicieron aportes, trabajaron en distintos lugares y por circunstancias personales han vuelto a Chile”.
 
En el año 2006 se dio por parte del ANSES una moratoria previsional y también existió un plan similar en 2015, “y muchos se acogieron a esa moratoria, y si bien hubo gente que vivía en el país, y no tienen problemas porque son ciudadanos que ya residen hace 40 años, hay otros que por ahí con alguna picardía pudieron ingresar y eso es lo que estamos verificando, el tema domicilios, entradas y salidas del país y básicamente establecer si están residiendo en Argentina que es la condición central para que el Estado argentino le pague un beneficio”.
 
Zampella recordó que para aquellos extranjeros que tienen 30 años de aportes en nuestro país, se requiere que estén radicados en Argentina y tengan su DNI con el fin de acceder a un beneficio previsional como lo hace un local.
 
Entre los casos en los que se han detectado presuntas irregularidades, la mayoría corresponde a Esquel y Trevelin, “pero después encontramos una persona de Puerto Montt que estaba cobrando en Trelew, pero la mayoría de los casos son de acá y son personas que en su momento validaban para acceder a este derecho, tenían los papeles pero obviamente se tiene una presunción de que no estaría residiendo en el país”.
 
El trabajo de cotejo se hace ya a nivel regional, “porque sabemos que en Santa Cruz pasa algo parecido, así que vamos a tratar de colaborar con eso también, en todas las zonas fronterizas de Argentina hay muchos extranjeros” y destacó que para nada esta situación afecta a los residentes extranjeros que acceden al beneficio por cumplir con los requisitos de ley.
 
En cuanto al procedimiento a realizar, confirmó que se conforman los expedientes para su elevación, se los notifica a su domicilio en Argentina sobre las presuntas irregularidades y los citamos a que vengan a explicar. Si se presentan se le pide la documentación y consultamos sobre aquellas que tengamos dudas, entonces la persona tendrá la oportunidad de hacer su descargo y si está todo de acuerdo a la ley sigue percibiendo su beneficio”.
 
En el caso de que la persona no se presente, el ANSES a través de un procedimiento procede a retener al beneficiario lo que está cobrando por el banco y no queda habilitado hasta que la persona no se presente a el requerimiento del organismo.
 
Además existe un trámite más extenso que en caso de comprobarse que la persona no está residiendo en el país, el expediente ingresa al área de legales de ANSES para exigir los aportes que mal percibió.
 
Fuente: diariojornada.com.ar    Por Dario Roberts
Según el Censo del año 2010, en Argentina hay alrededor de cinco millones de personas que declaran tener dificultades o limitaciones permanentes, es decir, que padecen algún tipo de discapacidad. El número preciso es 5.114.190, lo cual representa el 12,9% de la población total de la nación.
 
 
 
Para certificar la condición, existe un documento específico y oficial que tiene como objetivo facilitar la vida de las personas con discapacidad desde diversos puntos de vista. Mejor conocido como Certificado Único de Discapacidad o CUD, se trata de un documento público de validez nacional emitido por una junta evaluadora interdisciplinaria. La misma certifica la discapacidad de la persona a través de la realización de una evaluación previa.
 
El CUD es un documento inviolable e intransferible impreso en papel moneda que cuenta con número único, código de barras y logo institucional. Actualmente, en el país son más de doscientas mil (225.865) las personas poseen un certificado de estas características en el país, según las estadísticas del Servicio Nacional de Rehabilitación(SNR).
 
Antes de comenzar a explicar de qué se trata y cómo se puede tramitar, es necesario señalar la importancia que tiene para las personas que padecen alguna discapacidad. Radica en la Ley Nº 24.901, que establece la cobertura del 100% en las prestaciones para personas discapacitadas. La norma detalla que la persona tendrá cubierto tanto medicamentos como prótesis y tratamientos, siempre de acuerdo al tipo de discapacidad certificada.
 
Es importante destacar que este documento se puede tramitar cerca del domicilio de cada persona. La oficinas se conocen como Juntas Evaluadoras y en la página oficial del Servicio Nacional de Rehabilitación hay un listado de todas las Juntas Evaluadoras que existen en el país, detallado provincia por provincia.
 
¿Cómo tramitarlo? Es un procedimiento que cuenta con tres pasos. Se trata de un trámite gratuito y voluntario, algo que resulta importante dado que muchas personas no poseen los medios necesario para pagar este tipo de documentos.
 
En primer lugar, es necesario averiguar dónde tramitarlo. Según el domicilio que figura en el Documento de Identidad de cada persona se puede saber cuál es la Junta Evaluadora que corresponde para tramitar el CUD.
 
El segundo paso que hay que hacer es solicitar el turno. En esta etapa las personas deben ponerse en contacto con la Junta Evaluadora correspondiente y pedir el día y hora para ir a tramitar el CUD.
 
El tercer paso es presentarse en el lugar indicado para la evaluación personal. En ese momento, la Junta Evaluadora Interdisciplinaria determinará si corresponde la emisión del certificado. Para ello, le solicitará a la persona la documentación pertinente.
 
Es necesario, entonces, presentar:
•Documento de identidad (original y fotocopia)
•Certificado médico original con diagnóstico completo, secuela y tratamiento realizado con firma y sello del médico con fecha cuya antigüedad no sea mayor a los seis meses
•Estudios médicos complementarios e informes del equipo tratante, en caso de que existan. Los estudios a presentar difieren según la patología que genera la discapacidad, por lo que es importante averiguar cuál corresponde.
•Planilla completada por el médico tratante según el caso
•Fotocopia del carnet de la obra social.
•Si la persona trabaja debe llevar el último recibo de sueldo. Si no debe llevar el recibo del titular de la obra social que posee
•Si la persona es jubilada debe llevar el último comprobante de cobro
•Partida de nacimiento/curatela/apoyos designados judicialmente.
 
En caso de pérdida del Certificado Universal de Discapacidad se debe realizar una denuncia policial o exposición civil pertinente. Luego, la persona se debe contactar con la Junta Evaluadora que corresponda, es decir, la misma donde la tramitó originalmente -en caso de que el domicilio no haya cambiado-.
 
Por último, existen varias pensiones y subsidios que las personas con alguna discapacidad pueden adquirir debido a su condición. Una de las principales es la Pensión No Contributiva, lo cual significa que se otorgan precisamente por la discapacidad de que padece la persona, a pesar de que no haya contribuido para obtenerla. Esta pensión depende del Ministerio de Desarrollo Social y se otorga a las personas que cumplan una serie de condiciones preestablecidas.
 
Fuente: iprofesional.com
La Cámara Nacional de la Seguridad Social rechazó la apelación del Ministerio de Desarrollo Social y confirmó la sentencia anterior que había ordenado al Estado Nacional restituir las pensiones por discapacidad que fueron dadas de baja por esa oficina.


Con la firma de los jueces Nora Carmen Dorado y Luis René Herrero, los camaristas insistieron en que por tratarse de “derechos alimentarios e irrenunciables” de las personas con discapacidad esas pensiones deben ser restituidas. Agregaron que esas “prestaciones no contributivas por incapacidad otorgadas a las personas con discapacidad residentes en todo el territorio de la República Argentina fueron dadas de baja o suspendidas, sin mediar resolución fundada previa en un proceso que garantice el debido proceso adjetivo que incluya el derecho a ser oído, ofrecer y producir prueba y obtener una decisión fundada”.

Además, en el fallo sostuvieron que si hubo “excesos en la concesión de estos beneficios no contributivos” como “lo denunciaron públicamente las autoridades a través de la prensa, lo cuestionable de la solución presumiblemente adoptada por el Ministerio de Desarrollo Social para remediarlos sería el cese intempestivo o abrupto de los derechos prestacionales de la seguridad social adquiridos al amparo de la legislación vigente, sin intervención o conocimiento alguno por parte de sus titulares, lo cual vulneraría a todas luces –si ello resultara acreditado en la causa principal y así fuera declarado en la sentencia definitiva- las garantías de la defensa en juicio, el debido proceso legal, y la protección convencional y constitucional de los derechos de las personas en condición de vulnerabilidad”.

Según indica Clarín, está en juego un número indeterminado de pensiones porque el Estado no presentó la documentación completa de las pensiones dadas de baja, según la Asociación REDI (Red por Personas con Discapacidad) que interpuso la demanda.
En septiembre, cuando salió un fallo de la Cámara, desde Desarrollo Social aseguraban que las pensiones dadas de baja habían sido 9.728 y ya habían sido restablecidas. En el Gobierno mantienen la misma postura. Pero asociaciones y abogados de personas con discapacidad dicen que superan las 170.000.

La abogada de la Asociación REDI, Vanina Suleiman, le dijo que la sentencia “es contundente al destacar que nuestro reclamo tiene un palmario fundamento constitucional y convencional. Miramos con cautela sus verdaderos efectos, ya que a la resistencia procesal que se evidencia en el expediente sumamos el insoslayable dato duro que surge de los hechos. Así, el proyecto de Presupuesto 2018 presenta una disminución de 38.000 pensiones en relación a 2017. Habrá que insistir en el Congreso para que se pida al Jefe de Gabinete una explicación acerca de la procedencia de los fondos para dar cumplimiento a la medida cautelar”.

Suleiman solicitó que los pensionados dados de baja se comuniquen para recibir asesoramiento gratuito en la asociación (www.redi.org.ar).

“Una persona con síndrome de Down no es sujeto de derecho de esta pensión. Puede trabajar si lo deseará”. El energúmeno autor de esta frase fue Guillermo Badino, Presidente de la Comisión Nacional de Pensiones Asistenciasles.



Está había sido la explicación que este funcionario había dado para intentar explicar el porque había anulado 70.000 Pensiones no Contributivas a personas con discapacidad, lo que generó, en su momento un escándalo, que posteriormente motivo que el Gobierno anulará dicha medida.

Desde el Gobierno no quieren que se repitan estos errores y entonces decidió cambios, entre ellos echar al sujeto que había pergeñado tan iniciativa.

El área que funcionaba en el Ministerio de Desarrollo Social,  será disuelta y sus funciones quedarán a cargo de la vicepresidente, Gabriela Michetti, quien lidera el Plan Nacional de Discapacidad. La vicepresidente fue una de las que en su momento no dudo en afirmar que Badino, como responsable de la decisión debía “retirarse”.

El Ministerio de Desarrollo Social mantendrá el manejo de las Pensiones no Contributivas para adultos mayores y para madres de 7 o más hijos.

Conclusión: Chau Idiota.


El Gobierno Nacional anunció un 13,32% de aumento en los haberes previsionales y en las Asignaciones Familiares que paga la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES). 

El importe de la jubilación mínima con el aumento pasara a ser de  $ 7.246,64.

El importe de las Pensiones no Contributivas representan el 70% del haber mínimo jubilatorio. Por lo tanto,  el aumento a jubilados y pensionados nacionales previsto en la Ley de Movilidad provoca, automáticamente, un incremento en las Pensiones no Contributivas.

El importe desde septiembre de 2017 que cobrarán los beneficiarios de las Pensiones no Contributiva (PNC) será de $ 5072,65.

Este importe comenzará a ser pagado a partir del 1° de septiembre de 2017. No es necesario hacer ningún tipo de trámite para poder cobrar con el aumento.

Las PNC son otorgadas por el Ministerio de Desarrollo Social a aquellas personas que no cuentan con ingresos de ningún tiempo ni tienen familiares que les brinden atención alimentaria o, si los tienen, que estén imposibilitados de hacerlo. El beneficio es por vejez, a los mayores de 75 años de edad; por invalidez, a aquellos que tienen una incapacidad del 76% o más; y a las madres de 7 hijos o más.




La municipalidad de Capital firmó un convenio con el ENACOM, por el cual la Ciudad de Mendoza participará ​del programa de inclusión digital para adultos mayores denominado “+Simple”.

 


Los jubilados y pensionados de la Ciudad de Mendoza podrán acceder a este dispositivo con un software especialmente desarrollado, para que puedan incorporar la tecnología de la información y las nuevas formas de comunicación a sus vidas.



En una primera etapa, esta iniciativa conjunta de la ANSES y el ENACOM se estará llevando a cabo en las ciudades de Mendoza, Córdoba, Mar del Plata, Santa Fe, Paraná, Salta, San Miguel de Tucumán y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.



De esta manera, los abuelos podrán leer las noticias, escuchar la radio, realizar trámites, acceder a redes sociales, poseer información y herramientas para llevar una vida saludable y mucho más, a través de esta tablet, a la que podrán acceder de una manera muy fácil.​



​Requisitos:​

-Tener más de 60 años

​-Tener domicilio en la Ciudad de Mendoza​

​-​Jubilados y pensionados que perciban el haber mínimo


Inscripción:​

Vía telefónica: Marcando el 130 (ANSES), luego pulsar primero la opción 7 y después la opción 6. No hace falta esperar que finalice el mensaje para seleccionar el número.

​Vía web: ​haciendo click acá. 

Fecha límite de inscripción: 25 de agosto


​Modalidad:​

Los beneficiarios de las tablets surgirán de un sorteo entre el total de los inscriptos, que se realizará el 8 de septiembre próximo. Mientras que tres días después, el 11 de septiembre, se estará comunicando a los ganadores y una semana después, se entregarán las tablets a cada uno de los favorecidos.



+Simple permite la inclusión de los adultos mayores y promueve su participación y vínculo con el resto de la sociedad, para que puedan encontrar medios a través de los cuales se revaloricen sus saberes y habilidades. Este programa permite tener un acceso simplificado para resolver situaciones cotidianas, los capacita para utilizar la herramienta y les brinda la posibilidad de ponerla en práctica día a día.






Fuente: ciudadanodiario.com.ar



Luego que desde el Gobierno nacional se dispusiera restituir las pensiones no contributivas que habían sido suspendidas, Carlos Martínez, delegado de Desarrollo Social de la Nación en Catamarca, aseguró que más del 50% de las pensiones por discapacidad fueron restituidas.




Además, señaló que en los últimos días se han registrado varias altas nuevas.



"Más del 50% ya se ha restituido, había un gran porcentaje que se dio de baja que todavía no vino a reclamar, pero que no eran tampoco pensiones que habían caído en la cantidad cuando fueron hace tres semanas, que fue la cantidad masiva. Hay algunos que vinieron y no comprobaron tampoco la veracidad de la discapacidad y hasta el día de la fecha no volvieron”, aseguró.



En esa línea, agregó que "hasta esta semana se estaban dando de alta automáticamente las que se habían caído, aquellas personas que hayan tenido la caída de la pensión les decimos que se acerquen al ministerio para ver los papeles, para ver cuál fue el motivo, por falta de veracidad de la discapacidad, por alguna documentación incompleta y muchas fueron por error. Entonces a los que les falte alguna documentación les vamos a pedir que la acerquen”.



"La baja está suspendida, si ellos no vienen a reclamar, pasado el tiempo serán retirados de la lista de beneficiarios. Además, se dio que gran cantidad que fueron dados de baja eran personas que habían empezado a trabajar y les dan de alta como monotributistas. Cuando nosotros tenemos este cruce de datos con Anses nos figura personas con beneficio, porque hay beneficiarios que trabajaban temporariamente y cuando quedaron sin trabajo, el empleador no les dio de baja en el sistema de AFIP, entonces siguen figurando como si tuviesen ingresos”, indicó.



Por otra parte, Martínez comentó que en estos días se están llevando a cabo los relevamientos en el interior provincial y asimismo aclaró que esta situación no implica que habrá nuevas pensiones, por el contrario, indicó que en los últimos días se han registrado varias altas nuevas.



"En estos días van a estar yendo a localidades del interior visitando a las personas que han sufrido las bajas porque hay algunos que no llegaron por el ministerio porque por ahí desconocen, entonces se los está tratando de identificar para ir puntualmente a visitarlos”, expresó.



Por último, señaló que "también sé que en esta semana se dieron muchas altas de pensiones nuevas porque también se dijo que no se iban a dar más pensiones en todo el país y ayer (por el miércoles) entró una gran cantidad de altas y en agosto hay otra tanda que ya venimos trabajando desde el año pasado, que era gente que reclamaba también que su expediente estaba de hace mucho tiempo, en agosto sabemos que hay una tanda grande que también serán dados de alta”.



Fuente: elesquiu.com